Comunidad En Concepción

En Marzo del 2007 se inicia la Misión Ortodoxa en Concepción, la segunda ciudad más grande e importante de Chile. Aquí vive un pueblo habido de conocer la ortodoxia, los tesoros espirituales y culturales de la “luz venida del oriente”. Viven en esta región familias ortodoxas de origen árabe, sobre todo familias palestinas, familias rusas y descendientes de rusos que juntos con fieles chilenos están cada día compenetrándose de la espiritualidad ortodoxa, también feligreses de origen rumano, griego, serbio y ucraniano

La misión Ortodoxa de San Siluan del Monte Athos en Concepción no pretende hacer proselitismo ni generar competencia con ninguna Iglesia Cristiana, para con las cuales conserva el respeto y consideración en el Señor, quiere vivir profundamente la identidad propia del cristianismo oriental, ser fieles al Señor y a nuestros Archipastores y vivir el misterio de salvación con quienes ven en esta fe milenaria, la posibilidad de santificación, de salvación y por supuesto, recibir afectuosamente a quienes desean venir a participar en ella.

Nuestro anhelo es:

1.    Ofrecer una alternativa religiosa a quien quiera vivir su fe cristiana como la vivieron los padres de los hijos del pueblo palestino, del pueblo Árabe en general, del pueblo ruso, griego, rumano y serbio.

2.   Acompañar el dolor y esperanzas de los hijos de la diáspora.

4.   Educar a nuestros hijos en la milenaria fe y tradición en bien de conservar la identidad de los pueblos orientales.

5.   Un misión abierta y respetuosamente con todas las Iglesia cristianas y que colabore en toda iniciativa que diga relación con el diálogo respetuoso y fraterno.

6.   Un espacio sagrado para procurar nuestra santificación y salvación. Una Iglesia en la cual se pueda vivir la pureza de la fe, de la tradición y en la cual nuestros hijos puedan vivir y celebrar los misterios sacramentales, procurando así el necesario y adecuado desarrollo espiritual.

Infinitas Gracias a Dios y gratitud para todos y cada uno de nuestros benefactores, la construcción de la Iglesia, la primera Iglesia Ortodoxa en el sur de Chile, ya es una realidad, la construcción está en su fase final y en pleno uso conservando las características arquitectónicas del oriente, su iconografía, su música litúrgica bizantina y eslava.